¿Cómo debemos conducir ante una fuerte tormenta?

¿Cómo debemos conducir ante una fuerte tormenta?

Parece increíble que uno de nuestros post de este verano vaya dedicado a esto, sin embargo, durante la última semana, gran parte del país se ha visto arrollado por una fuerte tormenta que ha inundado de agua las carreteras, dificultando no solo los accesos sino la visibilidad y dejando el asfalto resbaladizo. Es por eso que desde Grúas Bretones queremos ofreceros algunos consejos a la hora de conducir en condiciones climáticas adversas, pues esta semana comienza septiembre y son muchos los que se van de viaje y de vacaciones. Ten en cuenta que la seguridad es lo más importante siempre.

Ante las tormentas eléctricas, si es posible, detente

Conducir en plena tormenta es una tarea a la que hay que dedicar especial atención y cuidado, pero la situación se agrava si se trata de una tormenta eléctrica.
Si una tormenta se desata, lo más recomendable es parar en un lugar seguro, como una vía de servicio, avisar a quien nos espere de que nos hemos detenido y esperar a que remita. No obstante, a veces no es posible detener el vehículo, por lo tanto, en este caso lo mejor es optar por circular con calma, el asfalto mojado y la alta velocidad no son buena combinación.

Visibilidad reducida

Generalmente durante una tormenta la visibilidad se reduce, por lo que, una vez más hay que circular con precaución y atentos a todo. Enciende las luces y hazte ver. Con la carretera mojada es conveniente ampliar la distancia de seguridad para evitar colisiones. Cuidado con las frenadas largas, pues harán que el vehículo resbale, sobretodo en las curvas. También es más recomendable frenar poco a poco en lugar de pisar a fondo el pedal.

Mantén el coche a punto y refúgiate en su interior ante una tormenta eléctrica, los vehículos son un lugar seguro donde resguardarse de los rayos. ¡Recuérdalo!

30th agosto, 2017 |
  • Archivos