Cómo regular el reposacabezas del coche

Cómo regular el reposacabezas del coche

El reposacabezas del asiento del coche es capaz de disminuir los daños cervicales en un accidente de tráfico.

Es un elemento de seguridad pasiva que actúa junto con el cinturón de seguridad y la estabilidad del asiento. Nos puede librar del temido “latigazo cervical”.

Sin embargo, el 75% de los conductores desconoce cómo colocarlo correctamente.

 

¿Qué es latigazo vertigal?

También conocido como síndrome de whiplash, es el movimiento brusco de la cabeza a causa, principalmente, de la colisión del vehículo.
Este movimiento puede provocar lesiones de diversa gravedad, desde un esguince cervical hasta una lesión medular.

 

En Grúas Bretones te damos unas claves regular el reposacabezas para que su uso sea efectivo:

1º. Regular la altura del reposacabezas. Referencias:

– Elevarlo hasta que la parte más alta quede a la misma altura que la parte superior de la cabeza del usuario.

– Comprobar que la altura de los ojos coincide con la parte rígida (o resistente) del reposacabezas.

2º. Ajustar el asiento: tenemos que conseguir que la distancia entre la cabeza y el reposacabezas sea mínima. Como mucho, esta distancia debe ser de 4 centímetros.

3º. Mantener la posición vertical mientras conducimos. Si para tocar el reposacabezas tenemos que inclinar la cabeza hacia atrás, no estaría bien colocado.

4º. Comprobar que está bloqueado: si damos un golpe fuerte, el reposacabezas tendría que mantener su posición sin moverse.

 

4th abril, 2016 |
  • Archivos