¿Cómo se consigue la postura perfecta para conducir?

¿Cómo se consigue la postura perfecta para conducir?

A pesar de que cada persona tiene un peso, una complexión, una altura y unos hábitos de conducción propios, los especialistas recomiendan tomar medidas concretas al volante que faciliten la ergonomía del vehículo. De esta manera evitaremos posibles lesiones o fatiga al volante:

  • Es imprescindible que nos tomemos el tiempo necesario para colocar el asiento.
  • El asiento debe tener una inclinación hacia atrás de entre 15 y 25 grados, lo suficiente para que el muslo y la cadera presenten un arco de 110 a 120 grados.
  • La distancia entre el suelo y el asiento debe rondar los 30 centímetros.
  • El asiento debería estar colocado bastante cerca de los pedales para que la flexión de las piernas respecto a los muslos sea de 135 grados.
  • Si el volante es ajustable, escoge una posición de los brazos que asegure la relajación de hombros y los músculos de la espalda.
  • Utiliza de referencia las orejas para colocar bien el reposacabezas. Es a su altura donde debemos situar su zona central.
  • Ajusta el cinturón de seguridad, independientemente del recorrido que se vaya a realizar, antes de ponerte en movimiento. La parte superior de la cinta tiene que apoyarse sobre la clavícula y el pecho, sin oprimir, tensándola en la pelvis para no colarnos por debajo de ella en caso de accidente frontal.
  • Si el vehículo cuenta con climatizador, la temperatura ideal es la de 20 grados.
  • No coloques nada en el salpicadero, ni dejes elementos sueltos por el coche (guías, juguetes, zapatos…).
8th septiembre, 2016 |
  • Archivos