Conducir de noche, conducir seguros

Conducir de noche, conducir seguros

Son muchas las personas que prefieren conducir de noche. Sin embargo, ésto acarrea un riesgo mayor de accidentes que si se circula a plena luz del día. De hecho, la DGT adquierve que implica ni más ni menos que tres veces más riesgo que la conducción diurna.

Por eso, hoy desde Grúas Bretones te queremos escribir un artículo donde te damos algunas pautas para conducir de forma correcta a la salida de sol y evitar de este modo muchos posibles accidentes.

Pautas a seguir para conducir de noche

– Limpie bien las lunas, los retrovisores, los faros y, si llevas gafas, también las gafas. Esta simple precaución eliminará algunos reflejos, evitando de este modo que nos deslumbren.

– Respeta los límites de velocidad aunque la carretera esté despejada. No debemos caer en la tentación de pisar el acelerador más de la cuenta, ya que siempre debemos ser capaces de parar el coche dentro del campo de iluminación de nuestros faros.

– Aumenta la distancia de seguridad ya que tu visibilidad es más reducina sin luz de ambiente.

– En caso de que otro coche nos deslumbre, reduce la velocidad y acércate a la línea derecha de tu carril mientras giras la cabeza hacia el mismo lado.

– Baja la luz interior del coche o eliminala por completo. De esto modo verás mejor lo que hay fuera del vehículo.

– Revisa con frecuencia la regulación de los faros de tu coche. Es de vital importancia conseguir una correcta visibilidad de la carretera durante la noche, además, evitarás deslumbrar a los demás conductores.

– Contar una una buena ventilación dentro del vehículo evita que los conductores se adormezcan mientras conducen. Si puedes, baja un par de grados la temperatura para no estar confortable, así el cuerpo se despierta.

29th mayo, 2018 |
  • Archivos