La necesidad de las luces antiniebla en invierno

La necesidad de las luces antiniebla en invierno

Cuando llega el invierno vivimos situaciones meteorológicas adversas al volante, por lo que hemos de tener en cuenta una serie de consejos sobre el uso de los faros antiniebla para preservar nuestra seguridad y la del resto de conductores. Su utilidad estriba en que nos permiten ver y ser vistos en estas condiciones.

La instalación de luces antiniebla delanteras es opcional en los vehículos. Nos sirven para mejorar nuestra visibilidad en caso de existir niebla, nevada, lluvia intensa o nubes de polvo y humo. También, al igual que las luces cortas y largas, podemos usarlas en vías estrechas que cuenten con curvas.

Los faros antiniebla traseros son obligatorios y su función consiste en asegurar nuestra visibilidad desde otros vehículos. Deberán activarse ante una mayor densidad o espesor de los fenómenos citados, ya que, en condiciones más suaves, deslumbrarán por su potencia. Considera el uso correcto de las antiniebla y consulta a profesionales.

Fuente foto

 

12th enero, 2015 |
  • Archivos